Qué son las FDB

Las Fuerzas del Bien es un punto de encuentro para personas con inquietudes, reflexivas, pensadoras y buscadoras de la verdad. Es el resultdo, la sinergia e imbatible poder de cada Fuerza del Bien individual actuando en conjunto. Es la unión de las personas de bien.

Nuestra misión es reunir en un mismo sitio todas las voces, documentos, opiniones y perspectivas posibles, alternativas a la oficialidad cuando esta es engañosa, que se alzan sobre temas de interés general que nos afectan a todos, para facilitar la comprensión de la realidad de la situación de la humanidad.

Cada una de estas voces y acciones, es una Fuerza del Bien actuando y todas juntas, unidas a una misma y noble causa, dan el conocimiento completo y la fuerza que la Humanidad necesita en estos momentos que nos ha tocado vivir.

Nuestros objetivos son:

  1. Que personas completamente ajenas a lo que está sucediendo puedan informarse y activar su espíritu crítico, debatir sobre ello, contrastar… Despertar y, finalmente, unir su Fuerza del Bien interior al movimiento mundial unipersonal en defensa de la Libertad y la Justicia.
  2. Que las personas informadas y despiertas tengan un lugar donde unir fuerzas y puedan encontrar nexos de unión que generen sinergias positivas.
  3. Que las personas involucradas dispongan de una herramienta sencilla y práctica de difundir la información en las calles, en las redes y en sus entornos sociales.

Creemos que para que la información oculta por los medios pueda llegar a encajar en las mentes dormidas y en las personas engañadas que se resisten, se necesita, además de su propio interés personal por estar informado en la verdad, hacerles llegar una visión global, precisa y fidedigna de lo que ocurre y de cómo funciona el mundo en realidad.

Sabemos y entendemos que, partes sueltas y dispersas, explicadas de forma aislada, sin ese conocimiento base global del funcionamiento del mundo, pueden sonar a imposible, irreal o incluso ridículo en las personas informadas a través de los medios de comunicación y comprendemos que les generen rechazo por la propia disonancia cognitiva que provoca esta información.

Sabemos que la censura y la manipulación por los medios de comunicación generan mentes adoctrinadas a no creer nada que no sea lo oficial  y queremos revertir esa situación ofreciendo una perspectiva completa para que, personas que sospechan que el mundo no va bien, puedan hacer su proceso de investigación de manera sencilla y efectiva.

En definitiva, Las FDB es una herramienta para facilitar la investigación, la difusión y el encuentro de las personas de Bien para crear conciencia realista y luchar a favor de la Libertad y la Justicia.

Movimiento mundial en marcha

Cada vez más gente está despertando alrededor del mundo, descubriendo que no todo lo que creía es cierto y que hay realidades que se nos ocultan y otras que se nos disfrazan, con dudosas intenciones, que en nada nos benefician, ni como individuos, ni como sociedades.

Despertar, es nuestro verbo más apreciado. Cuestionar, es nuestra actitud más valorada.

Deseamos hasta que se cuestione lo que aquí creemos y exponemos por si estuviéramos equivocados en cualquier detalle de los temas que tratamos. Sustituimos la discusión y el enfrentamiento de ideas cerradas, atascadas o radicalizadas, por el intercambio de ideas flexibles y líbremente moldeables en base a argumentos sólidos, no a ideologías prefabricadas.

Buscamos la verdad, coincida o no con lo que creemos y estamos abiertos a cambiar lo que pensamos y exponemos si los argumentos y las informaciones contradicen con solvencia nuestras creencias actuales y nos acercan más a la verdad. Deseamos que tú también seas capaz de esto y se extienda esta actitud a todas las facetas de tu vida.

Las Fuerzas del Bien están al servicio de ese movimiento mundial unipersonal. Lo entendemos como un movimiento sin líderes, cada uno debe ser su propio líder al que seguir, favoreciendo el aflorar de su propia Fuerza del Bien interior que todo humano posee para ejercerla sobre sí mismo y en su entorno personal en la medida que estime oportuna.

Este cambio de paradigma requiere de una revolución interna e individual lograda a través de la búsqueda de la verdad mediante la ampliación del conocimiento y el cambio de las perspectivas internas sobre los conceptos del funcionamiento del mundo en el que vivimos.

Como toda revolución, esta también tiene que librar sus batallas, de momento, todas las que se necesitan combatir son internas y voluntarias. Tú eres parte del Sistema, si tú no cambias, el Sistema no cambiará y tú no podrás cambiar si no tienes toda la información y te enfrentas a tus batallas personales.

Aquí tratamos de facilitarte esas batallas internas, mostrándote información y opiniones a tener en cuenta para que puedas afrontar tus combates personales.

¿Es este un sitio para tí?

No importa tu raza, ni tu sexo, ni tu religión. Aquí, todo el mundo es respetado y apreciado.

No importa las ideas que tengas, a las ideologías que sirvas o el partido con el que te identifiques, pronto descubrirás el fraude que estos representan.

No importa tampoco tu edad, ni tu situación económica, ni tu estatus, ni a lo que te dediques, ni la mayor o menor suerte que hayas tenido en la vida.

Ni siquiera importa tu pasado. No hay mayor virtud que ser capaz de cambiar si se cree que se puede mejorar como persona, por lo que solo tiene importancia tu actitud en el presente y tu perspectiva para el futuro.

Si eres una persona de buena fe, basta para que esta revolución te interese y para que sintamos respeto por tí. Seas quien seas, pienses lo que pienses, estás en tu casa, estás entre amigos.

Si te quedas por aquí, TE DAMOS LA MÁS AFECTUOSA BIENVENIDA

Lo que no somos ni pretendemos

No somos ninguna asociación, ni secta, ni religión, ni tan siquiera ningún modo de pensar, salvo el de hacer el bien y buscar la verdad.

No puedes unirte a nosotros como asociación, promovemos un movimiento libre, personal, sin líderes ni organización, solo puedes estar en contacto para estar informado y tomar tus decisiones en base a la información que te ofrecemos, esa es nuestra misión, ofrecer información, según nuestra visión, para que tú la analices y determines tu posterior actitud.

No queremos acabar con el Sistema, solo queremos transformarlo para bien, limitando la facilidad que tiene la corrupción de abrirse paso. No queremos que nadie pierda el fruto de sus esfuerzos, solo queremos que el Sistema cambie su modo de operar, del Mal al Bien y se remodele progresivamente, hacia la Libertad de los pueblos y los individuos y hacia la justicia real, sin carga ideológica.

No somos conspirativos, no dejes que te confundan, no permitas que te predispongan, ni que te distraigan con etiquetas que utilizan para condicionar tus pensamientos. Su primera herramienta es ridiculizar la verdad y hundir al que la dice para que no le prestes atención.

Etiquetar peiorativamente es uno de sus métodos para la construcción de marcos mentales que utililzan para encajonar tu mente en los límites que ellos quieren y llenarla de prejuicios.

Son etiquetas que algún interesado ha pensado y definido por tí, que colocan a todo aquello a lo que no les interesa que pongas tu atención, para que desestimes nuevas informaciones dependiendo de quién vengan o de lo que traten y no las atiendas o las pongas automáticamente en contra.

No quieren que pienses por ti mismo/a, aunque te hagan creer que lo haces.

Si dejas que la oficialidad y los partidos te diga qué has de creer y qué no, sin que seas tú mismo/a quien tome esa decisión basada en la información y en su contraste, estás perdido/a y te conviertes automáticamente en una oveja sumisa con obediencia ciega a un sistema corrupto y manipulativo, que es precisamente lo que esperan de ti los que nos quieren someter.

Es su estrategia, no seas víctima de ello, infórmate de todo y luego piensa por tí mismo/a y si has de colocarle una definición a alguien o a algo, pónsela tú con tus argumentos fruto de tus propias conclusiones, no dejes que dirijan ni acoten tus pensamientos.

Nosotros no etiquetamos a nadie por nada, ni es posible etiquetarnos a nosotros

No somos sectarios, ni vivimos en mundos de fantasía, ni pretendemos un mundo idealizado exento de dificultades donde todo el mundo será feliz y no existirá el mal. Somos realistas y conocemos y asumimos el lado oscuro de la condición humana con el que hay que convivir.

No somos esotéricos, ni trascendentales, ni gurús de nada, ni virtuosos, ni personas de infinita bondad. Solo somos personas como tú, de mil pelajes distintos, que tenemos en común el anhelo de la libertad que como seres humanos nos pertenece y la justicia que merecemos por cumplir con nuestros deberes y obligaciones de manera correcta para vivir en sociedad.

No nos identificamos con ningún grupo social ni modo de vida en particular, pero aceptamos, respetamos y queremos aprender de todos ellos, de lo positivo que tengan para tenerlo en cuenta y aplicarlo en nuestras vidas si nos resulta interesante y de lo negativo para evitarlo.

No pertenecemos a ningún culto religioso en particular, pero apreciamos las partes positivas que aportan todas las religiones, así como criticamos con rotundidad los malos usos que determinadas personas hacen de todas ellas. Como siempre, utilizan lo bueno para lo malo.

Si tienes fuertes ideas religiosas o creencias, sean cuales sean, si no son impositivas ni perjudiciales con los demás, con nosotros estarán a salvo. Respetamos y protegemos toda creencia religiosa, así como no tener ninguna, por entenderlo como un acto indiscutible de libertad individual.

No somos nada que se te pueda ocurrir para colocarnos una etiqueta que predisponga tu mente a un tipo de escucha que te haya predeterminado alguna ideología. Somos exactamente como tú en lo que defendemos, seguro que coincidimos en lo que buscamos y tan distintos como tú de los demás en nuestras particularidades individuales. Representamos la auténtica diversidad, capaz de vivir en paz y en concordia con nuestros “iguales distintos”, con nuestras diferencias y particularidades.

Aquí cabemos todos por las cosas que nos unen como humanos libres, que son muchas y las más importantes porque son los cimientos en los que todos estamos de acuerdo y deseamos para nosotros mismos porque son los necesarios sobre los que construir una nueva sociedad más libre y justa, donde nuestro desarrollo sea en plenitud, paz y concordia.

Las guerras y las crisis no las provocan los pueblos ni sus ciudadanos, las provocan los interesados, los que se benefician de ellas, pero las sufren siempre los pueblos, piensa en esto.

Las pocas o muchas ideas que nos puedan diferenciar, no aceptamos que sean lo suficientemente importantes como para separarnos y dividirnos y mucho menos, para enfrentarnos, pues las entendemos como rasgos de personalidad respetables, que pueden perfectamente convivir y que nos enriquecen a todos por su mera existencia y diversidad.

Lo que sí somos. En lo que creemos

Las FDB quieren representar a personas que priorizan la Humanidad, en el más amplio sentido de la palabra, antes que cualquier otro aspecto de la vida y no aceptamos que se imponga a nuestra sociedad una verdad oficial que no coincida con la realidad.

No aceptamos que nos mientan

Sabemos que nos mienten, casi siempre y en casi todo y queremos revelar la verdad.

Estamos 100% libres de ideologías que secretamente van en contra de la libertad de los individuos y los pueblos, pero somos idealistas en la búsqueda del bien común verdadero.

Nos guía el realismo, el estar con los pies sobre la tierra, el razonamiento y la búsqueda y difusión de la verdad para vivir lo más armónicamente posible en sociedad. Somos guerreros que buscamos hacer llegar la realidad del mundo a quien se le está negando.

Somos libres de pensamiento y hemos despertado a la realidad o al menos, estamos en camino de conseguirlo en plenitud y por eso sabemos que la Humanidad, en su más amplio sentido, está en serio peligro si seguimos por la senda que nos marcan.

Creemos en la Paz, en la Concordia, en el Amor y en este maravilloso Planeta que habitamos.

Creemos en la Naturaleza por si misma y en sus leyes naturales, las cuales aceptamos porque están por encima de todos nosotros. Leyes Naturales tan maravillosas algunas, como implacables otras, pero que se deben asumir en su totalidad por ser parte del ciclo natural.

Pensamos que toda persona es fruto de sus propias experiencias, conocimientos y relaciones, por lo que creemos que nadie es culpable ni especial por ser como es, ni de pensar como piense y justificamos esta exención de responsabilidad del individuo, todavía más, porque sabemos que ha sido víctima de una manipulación tan bien orquestada que todos hemos caído en ella.

Entendemos que solo son juzgables y condenables las acciones que perjudiquen a otras personas, nunca los pensamientos, ideas y creencias por detestables que puedan ser, si no se materializan en acciones perjudiciales para con los demás.

Defendemos la libertad de expresión sin limitaciones legales. Creemos que cualquier ideología dañina, sin ser soportada por la mentira, el engaño y la manipulación, no tiene futuro en una sociedad educada en pensar y por lo tanto, no debería ser motivo de preocupación cualquier opinión o pensamiento siempre que respete los derechos de los demás.

No aceptamos las imposiciones ideológicas, creemos en el ser humano y defendemos siempre la LIBERTAD INDIVIDUAL, con sus beneficios y las responsabilidades que conlleva. Creemos que la colectivización es la herramienta para agrupar a tipos de personas a pensar lo mismo sin discusión de ningún punto ideológico y esto es lo que hacen las actuales ideologías, colectivizar para poner los derechos del colectivo por encima de los individuales y de ese modo segregar y generar conflictos con otros colectivos.

Creemos en las infinitas capacidades hacia la bondad, la colaboración y la creatividad del ser humano y en su anhelo intrínseco por vivir en paz.

Creemos también en la tecnología que somos capaces de desarrollar. Nos maravillan los logros propios del ser humano a nivel tecnológico e industrial, pero se está haciendo un muy mal uso de esos conocimientos y habilidades a todos los niveles.

Como en todo, utilizan lo bueno para lo malo y destruyen lo que sea (naturaleza y vidas de personas) para conseguir unos fines que no benefician a las sociedades, ni son sostenibles por el planeta, aunque luego, los que se benefician, nos distraigan con otros asuntos ecológicos falsos para ocultar los verdaderos perjuicios que causan en la naturaleza y en las personas.

No queremos volver a la edad de piedra, pero queremos que se utilicen las capacidades humanas para que toda la tecnología sea en beneficio de todas las personas, en pro de sus libertades y sin perjudicar, ni a la naturaleza, ni a la salud de las personas. Somos muy capaces de ello, pero por intereses de unos pocos, se hace todo lo contrario, aunque lo disfracen de otra manera.

Nuestro propósito es colaborar en unir todas las Fuerzas del Bien que todo ser humano posee en su interior en una Fuerza del Bien superior unificada y desenmascarar mediante la información a las fuerzas del Mal que dominan la marcha del mundo desde hace siglos, para que no utilicen la buena fe de las personas en su propia contra con engaños y manipulaciones.

Creemos que, tanto a nivel económico, como físico, racional y emocional, nos están dirigiendo a la deshumanización total, a la pobreza, a la enfermedad, a la explotación y al saqueo de los frutos de nuestro trabajo y esfuerzos personales, en definitiva, creemos que nos dirigen hacia el control absoluto del individuo.

Observamos que lo hacen sirviéndose de miles de leyes, que todo pretenden regular y que están basadas en falsos y manipulados axiomas, que no hacen, ni pretenden hacer, un mundo mejor, pues sus objetivos no son más cosa que ir limitando nuestras libertades, complicando nuestra existencia y justificando la imposición de sanciones, impuestos inventados y pensamientos obligados aunque la lógica y la razón, e incluso la ciencia, los contradiga.

No te creas al margen, no lo estás

Sin importar lo mejor o peor que te vaya en la vida, lo bien o mal que vivas en este Sistema corrupto, esta deriva también te afecta a ti, afectará a tus hijos, nietos y demás generaciones.

Cada vez es más evidente la pérdida de libertad, tanto individual como colectiva, solo tienes que observar a tu alrededor y comparar tus libertades con las que tenían tus mayores o tú mismo/a unos cuantos años atrás.

Cuanto más se descubre sobre la realidad en la que vivimos, observamos una Justicia que no hace honor a su nombre. El sistema ha corrompido todos los estamentos en los que deberíamos poder tener plena confianza.

Es tan profunda la ramificación de la corrupción que te dolerá conocer la verdad, pero necesitas saberla, pues aunque la ignores, esta no desaparecerá y te seguirá afectando.

La mentira se ha instaurado en sustitución a la verdad y la realidad en la que viven las sociedades son solo una pantalla ficticia alejada de los hechos reales que quedan disfrazados.

Todo parece ser, pero nada es. Nada puedes creer, todo lo tienes que cuestionar. Tienes que resetear tus pensamientos y actualizar tus informaciones para poder tomar las decisiones y posturas acertadas con la realidad verdadera.

Todo lo bueno que creemos tener y parece ser, está corrompido, tergiversado, manipulado y aprovechado para unos fines de los que no se puede sospechar a menos que ya tengas la información que aquí te presentamos. A eso te invitamos, a que veas la realidad para que tú decidas si quieres esto para ti y los tuyos o quieres cambiarlo.

Esta revolución te interesa, seguro

La revolución que te proponemos se libra en el campo de batalla de tu mente y de tus emociones y sentimientos, tus Fuerzas del Bien contra todas las Fuerzas del Mal.

Todos tenemos ambas fuerzas en nuestro interior, son parte de nosotros, de ti depende cuál vence y cuál construye tu mundo, que es nuestro mundo.

Para ello necesitas que tus Fuerzas del Bien no estén confundidas con mentiras, creyendo que actúan para el Bien cuando lo están haciendo en favor del Mal, que es lo que, inconscientemente, hemos estado haciendo hasta ahora.

Debemos evolucionar individualmente para evitar esa deriva indeseable para el 99% de la población y para ello queremos ofrecerte toda la información posible, para que hagas una revolución interior y así poder conseguir que, unidos todos a una, podamos emprender acciones, individuales primero y colectivas después, para cambiar el rumbo de la Humanidad.

Es nuestra responsabilidad para con las generaciones presentes y futuras

Queremos mostrarte un punto de vista que seguramente desconocerás, que en ocasiones te costará creer, que te hará dudar porque romperá todos tus esquemas, quizás sientas temor en algún momento puntual, rabia e incluso experimentarás rechazo hacia las nuevas informaciones.

Sentimos hacerte pasar por esas emociones, pero son necesarias para el despertar. No abandones por duro que te resulte, ignorar no te librará de nada, nos condenará a todos.

Solo tienes que hacer el pequeño esfuerzo de interesarte por esta información, pensar sobre lo aprendido, observar tu entorno y comparar las dos realidades para poder tomar tu opción.

Ir arriba