Haz este ejercicio imaginativo

Imagina que toda la sociedad, es decir, todos y cada uno de los ciudadanos que participamos en el Sistema, estamos representados por la figura de Pinocho en el video. Imagina que Pinocho eres tú.

Hazte la idea que, como él, estamos participando en un espectáculo ficticio, engañados, con un aparente “bienestar” del que hemos “disfrutado” durante unos años de la mano de “nuestros villanos”.

Imagina también, a quienes nos quieren someter, es decir, a los amos del mundo y sus políticos, como a Stromboli, el villano de Pinocho.

Lo creas ahora o no, esta metáfora que te presentamos es la realidad de la de la que podrás darte cuenta, sin ninguna duda, si sigues el camino del despertar que te proponemos. Mira el video.

Reproducir vídeo

Del mismo modo en el que Pinocho tomó la mala decisión de fiarse del codicioso manipulador desoyendo a su conciencia, las sociedades hemos aceptado, por el engaño y la manipulación, un modelo de vida que esconde otras intenciones más esclavizantes que nos estan llevando a una situación social muy perjudicial para nosotros.

Imagina ahora que somos tu conciencia, pero no una conciencia moralista que te diga qué está bien creer o qué no, nada que ver con eso. Imagínanos, simplemente, como una voz que viene de un conocimiento informado del mundo en el que vives, que te revela una valiosa información que te ayudará a entender las cosas que pasan.

Si no nos escuchas y no descubres la realidad a tiempo, no podrás reaccionar cuando sea tarde, lo mismo que en este fragmento le pasa a Pinocho. Tenemos que desarmarlos con verdad e información para evitar ese final. No te pedimos que nos creas, solo que nos escuches y luego que valores por ti mismo/a. Nada más.

Solo tienes que hacer tu parte tomando consciencia de que no eres un número, sino un ser humano con capacidad de pensar y discernir entre lo que te conviene y lo que no, pero para eso necesitas informarte sobre algunos temas que nunca habrás escuchado.

El pueblo, unido y consciente, es el Verdadero Poder por encima de todos los poderes, pero solo informado y despierto conseguirá librarse de esta pesadilla en la que nos quieren hacer vivir a nosotros y a nuestros descendientes.

Ir arriba