Que las pandemias son inventadas por la OMS y propagadas por los medios, es ya un hecho probado como podrás comprobar en esta página. Nos centraremos en la pandemia de la gripe A, por ser la de mayor similitud con la actual del COVID, pero han habido otras a las que puedes acceder desde nuestra videoteca o con la invitación que verás al final de la página para descubrir lo que sucedió con el SIDA.

Estos videos son del año 2009 y la supuesta pandemia era la Gripe A o porcina. De momento, solo observa las similitudes, prácticamente calcadas, con la pandemia que estamos viviendo ahora.

Hasta que se desveló la verdad, la situación de generación de inducción de miedo a la población sobre un virus mortal, era prácticamente igual que la de ahora, aunque no llegaron tan lejos.

Algo les falló en las anteriores o simplemente han sido pruebas y experimentos que nos han ido haciendo a lo largo de la historia hasta llegar al momento de casi perfección actual.

En pandemias anteiriores, no estaban tan preparados como ahora y han tenido que ir puliendo su técnica pandemia a pandemia y ahora pretenden que sea la actual la que cuaje en la población para llevar a cabo su agenda. En tu mano está que esto no ocurra.

Estos videos son del 2009-2010 ¿Te suena de algo?

En esta ocasión han llegado más lejos porque, aunque la alarma pandémica es igual de sobredimensionada de lo que fueron las anteriores y los oscuros objetivos, así como los autores, son los mismos, ahora se da la circunstancia de que han ido confeccionado y perfeccionando durante estas experiencias fallidas unas condiciones más favorables para sostener la mentira por aquellos interesados que generan las crisis de toda índole.

Entre esas circunstancias están, por citar algunas, que el nivel de corrupción de todos los estamentos está mucho más “trabajado”. Se han introducido mucho más en el colectivo médico, desde su formación universitaria hasta los colegios médicos y otras vías, que son, en última instancia, los que dictan los protocolos y marcan la “verdad oficial” que los médicos han de creer, ejecutar y transmitir sin cuestionar.

Por su lado, los médicos y sanitarios, salvo excepciones que verás, no parecen cuestionarse ni levantar una voz discordante con la versión oficial ante la irracionalidad de las medidas y los protocolos que les imponen implementar a nivel médico, ni las que sufren y pueden valorar a nivel ciudadano.

Lo tienen todo muy bien atado en este nuevo intento de “colarnos” una pandemia. Los médicos y sanitarios se comportan como muy ingenuos y sumisamente obedientes si no se cuestionan nada de lo que presencian, como muy ignorantes si realmente no ven nada raro o como muy “poco valientes” si han detectado las incongruencias y se callan. Esto no cambiará mientras los médicos y el resto de la población sean desconocedores de la verdad y de los peligros reales de hacia dónde nos lleva esto y sigan anestesiados por el miedo.

Este miedo es el que han generado a toda la población, a cada uno en su medida. Para los médicos, ese miedo está generado sobre la base del adoctrinamiento que han recibido.

Recordemos que las farmacéuticas son las que marcan, desde los estudios en las universidades, hasta los tratamientos que han de dar, además, muchos médicos reciben prevendas de las farmacéuticas y no pueden discutir la versión oficial y los que no, les paraliza el miedo bajo la amenaza de represalias fácilmente ejecutables mediante las estructuras jerárquicas que tiene montado el Sistema que les deja bien atados y silenciados. Más información sobre las farmacéuticas en la videoteca.

Si a alguno se le ocurre alzar la voz cuestionando lo que sea, lo tiene mal, pero… ¿y si se unen muchos y alzan la voz juntos? Esto vale para toda la poblacion y todos los oficios implicados y necesarios en esta farsa, es decir, periodistas, policías, jueces, políticos, funcionarios… Deberían reaccionar YA.

Pero lo más importante de todo, la pieza clave, es que los medios de comunicación y toda la cúpula política, ahora ya, están todos comprados o presionados y entregados al servicio del Nuevo Orden Mundial, no solo unos cuantos como ocurría en el 2009.

Esto allana el camino de la mentira de sobremanera y les hace tener posibilidades de éxito en sus infames objetivos. Muy pocos son los críticos, ya se han cuidado de ello, a todo nivel profesional, porque los que dicen la verdad, son injuriados, desprestigiados, expedientados y si las condiciones se lo permiten, hundidos social y profesionalmente.

Resultado: todos obedecen y callan sin rechistar por miedo.

Por lo tanto, podemos deducir, que en esta ocasión, simplemente han adquirido más experiencia con fracasos experimentados en los fraudes anteriores y lo que han conseguido, es que hoy nadie discuta esta pandemia oficialmente y esa única versión oficial, comprada y manipuladora, es lo que, al final, te llega a ti en forma de noticias. Si no entiendes esto, date un paseo por el paso 3 de la revolución interior y mira el primer apartado, que habla de la manipulación e ingeniería social bajo el título de “Sitúate en el entorno real”.

Esto que has visto es lo que pasaba en el 2009 con la gripe porcina, lo mismo que está pasando ahora con el COVID-19, mismos procedimientos, mismo miedo, misma sobredimensión, mismos objetivos, mismos farsantes. En los videos que siguen podrás hacerte una idea de cómo acabó aquella pesadilla, que es como tiene que acabar esta, es el único camino.

En el siguiente documental podrás entender algunas de las conclusiones obtenidas de las escasas investigaciones que la farsa generó, allá por el 2010, de lo que fueron esas pandemias cuando la verdad salió a la luz y no te resultará difícil hacer una analogía completamente lógica y coherente con la actual, que no es, para nada, distinta a otras. ¿Todavía no lo ves?

Si con estas pruebas no ves todavía cómo implementan los fraudes sanitarios y pandémicos, puedes visitar el post titulado Para entender el COVID, has de saber sobre el SIDA.
Ir arriba